logo

Actualidad Noticias

7 consejos que te pueden ayudar a crear el hábito del ahorro

Crear el hábito del ahorro es una práctica que no siempre cala en la gente, pero que es necesario para gozar de una salud económica con tus finanzas personales.

En primer lugar, es necesario llevar a cabo una serie de iniciativas personales para que ahorrar se convierta en un hábito.

No todo el mundo es capaz de acostumbrarse a ahorrar.

Crear el hábito del ahorro es una práctica que no siempre cala en la gente, pero que es necesario para gozar de una salud económica con tus finanzas personales.

¿Cómo se puede cambiar las costumbres y comenzar a adentrarse en el mundo del ahorro sin ningún problema?

En primer lugar, es necesario llevar a cabo una serie de iniciativas personales para que ahorrar se convierta en un hábito.

Si gastas más de lo que ingresas o si te endeudas frecuentemente, por ejemplo, será muy complicado que guardar dinero cada mes se convierta en una constante. 

Por eso, resulta interesante seguir una serie de consejos que te ayuden a crear el hábito del ahorro, que te sirvan para sortear la quiebra económica personal, y con los que seas capaz de alcanzar tus objetivos financieros. 

 

Aprende a diferenciar de lo que necesitas en realidad

Es uno de los principios más esenciales de las finanzas personales. Incluso, en algunas de sus conferencias, Warren Buffett recomienda sentarse a estudiar para ver lo que es estrictamente necesario para tu economía personal.

Aprender a reconocer la diferencia entre lo que verdaderamente necesitas y lo que quieres comprar por mero impulso puede marcar una gran diferencia en tus gastos mensuales que tienes.

Prescindir de los gastos superfluos te puede ayudar a crear el tan ansiado hábito de ahorrar.

 

Planifica tus finanzas cuanto antes

Existen dos conceptos que se pueden tomar como un único consejo que, efectivamente, hacen que el hábito del ahorro pueda producirse. Por un lado, la planificación financiera y, por otro, la elaboración de un presupuesto –que se engloba en la primera práctica–.

Para ahorrar resulta vital la elaboración de un plan financiero integral, organizado, detallado y personalizado, que garantice alcanzar las metas determinadas previamente.

Para ello, se puede recurrir a la figura del planificador, que puede echarte un cable para conseguir esos objetivos.

 

Céntrate en elaborar un presupuesto

Con este paso tan importante la siguiente recomendación para poder generar un hábito con el ahorro es elaborar un presupuesto, ya que es algo más que un mal necesario.

Con independencia de lo que seas capaz de ingresar, presupuestar es una herramienta imprescindible, ya que te ayudará a sacar más partido a tu capital. 

Leer más: Los motivos por los que no consigues ahorrar dinero

Para ello, hay que identificar ingresos y gastos. Y es que es posible que no sepas en qué estás empleando tu dinero cada mes. Después, puede ser el momento de hacer ajustes.

Con todo sobre el papel, será más sencillo habituarse a ahorrar. 

 

Plantéate unos objetivos progresivos

En este sentido, es absolutamente necesario que definas cuáles son tus metas de ahorro, tras haber hecho el presupuesto.

Es decir, hasta dónde quieres llegar.

Es prudente que establezcas primero un fondo para emergencias y una cuenta de ahorro para tu jubilación, pero aparte puedes fijar metas a corto, medio y largo plazo y asignar dinero para cada una de ellas.

Selecciona objetivos concretos y que puedas alcanzar, para que tu motivación no decaiga y tengas constancia. 

Destina una parte de tu sueldo mensual a cumplir esas metas, pues hará que tu ánimo no decaiga para seguir haciéndolo en el futuro y de esta manera convertirlo en algo absolutamente habitual. 

 

Recurre a herramientas externas que te ayuden a ahorrar

Para seguir con ese hábito, una vez que has planificado y te has centrado en el presupuesto, puede servir de apoyo que recurras a herramientas externas para que mantengas la rutina de una manera constante.

Leer más: Por qué es mejor invertir tu dinero en lugar de guardarlo en el banco

Una de las alternativas es recurrir a aplicaciones móviles que sirven para que tengas a raya el control del gasto.

Hay un sinfín de opciones con muchas funcionalidades y que, desde luego, son un importante soporte para hacer consciente cómo estás manejando tus finanzas personales en todo momento.

 

Asigna una cuenta para guardar tus ahorros y automatiza

Otra recomendación es que tengas una cuenta exclusivamente para ahorrar y que metas dinero en ella progresivamente. Generando ese hábito, es mucho más sencillo alcanzar los objetivos. 

Crear una rutina no solo incluyendo el ahorro como parte de los gastos fijos en tu presupuesto, sino aprovechando las herramientas tecnológicas que permiten automatizar la transferencia de la cantidad asignada a una cuenta en concreto.

 

Moviliza tu dinero a través de la inversión

En último lugar, es aconsejable que parte de tus ahorros los destines a la inversión como una forma de generar aún más volumen de dinero ahorrado. 

En el caso de los objetivos a medio o largo plazo, cuando reúnas una cantidad importante, pásalo a cuentas de inversión que hagan crecer tu dinero de manera exponencial.

Consulta la noticia original AQUI

 

© 2020 - Sernutec - Servicios y Nuevas Tecnologías